7 trucos para aprobar el examen de conducir práctico a la primera

Con estos 7 consejos conseguirás aprobar el examen de conducir práctico a la primera. Solo tienes que prestar atención y ponerlos en funcionamiento cuando tomes tus clases de conducción.

1- Dar las clases suficientes.

El error más común que cometen los jóvenes cuando se presentan al examen práctico es no hacerlo con suficientes horas de conducción a sus espaldas. Esto repercute en el precio final, ya que al presentarte sin estar bien preparado es muy probable que suspendas y tengas que repetirlo, con el consecuente pago de tasas por segunda vez.

Es preferible gastar más dinero en clases para evitar pagar más en tasas y renovación de papeles. Los examinadores indican que 20 o 22 clases no son suficientes. De hecho, expertos afirman que lo ideal para presentarse por primera vez sería en torno a 35 prácticas. Alegan que en el examen, por los nervios, siempre se rinde peor que de costumbre, por lo que hay que presentarse con mucha seguridad.

2- Conocer las rutas de examen práctico

Ya sea previamente circulando por ellas o con la ayuda de una pequeña investigación por internet, ayudan a dar confianza a la hora de afrontar el examen.

3- Posición de conducción

Al sentarse en el vehículo es importante adaptar una buena postura, con una buena distancia al volante. Si pisamos el embrague, la pierna ha de quedar semiflexionada. Los brazos han de llegar perfectamente a la parte alta del volante con el respaldo totalmente apoyado a la espalda del conductor.

Por su parte, el apoyacabezas ha de estar en la parte más alta de la cabeza, a la altura de los ojos.

Abrocharse el cinturón de seguridad, preparar los espejos, etc. Que todo esté listo para la conducción de forma cómoda, fluida y segura.

4- Velocidad y distancia

Las velocidades inadecuadas son un motivo habitual de falta que causa un gran número de suspensos. Una velocidad adecuada es aquella que se mantiene por debajo del límite de conducción y por encima del umbral que obstaculizaría el tráfico. Por lo tanto, es importante no ir ni demasiado rápido ni demasiado lento.

Es de recibo llegado a este punto recordar que los límites de velocidad suelen estar en señales verticales, luminosas o pintadas en el suelo. De todos modos, en ciudad, que es donde transcurren la mayoría de exámenes prácticos de conducción, la velocidad máxima es de 50 kilómetros por hora, salvo en tramos donde indique lo contrario.

5- Distancia de seguridad

Asimismo, es muy importante preocuparse por mantener la distancia de seguridad.

Una buena referencia para contar los dos segundos mínimos de distancia de seguridad es contar mil ciento uno, mil ciento dos, a partir de alguna referencia que podamos ver en el suelo (una sombra, una marca pintada en el suelo, etc).

6- Regla RSM

Esta regla consiste en pensar en las palabras Retrovisor, Señal y Maniobra cada vez que nos incorporemos a la conducción o cambiemos de carril.

En primer lugar, miramos por el retrovisor (R) para asegurarnos de que no venga ningún otro vehículo.

En segundo lugar, cuando no haya peligro para efectuar la maniobra, señalizamos (S) con los intermitentes.

En tercer lugar, ejecutamos la maniobra (M).

7- Pasos de peatones

Cada vez que nos aproximemos a un paso de cebra tenemos que estar predispuestos a detenernos. Es importante reducir la velocidad y maximizar la precaución cuando nos encontremos en esta situación tan habitual. Es importante no esperar hasta el último momento para empezar a comprobar si hay peatones.

conducir

En el siguiente video podemos ver estos consejos aplicados a la práctica:

Esperamos que este artículo con nuestros consejos para aprobar el examen de conducir práctico te haya sido de utilidad. Si es así, o tienes cualquier consulta, no dudes en dejarnos un comentario.

¡Compártelo y dame tu puntuación!
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *