500 euros por viajar incorrectamente con tu perro

Multitud de personas conocen cómo no es correcto llevar a su perro, por ejemplo, suelto o a los pies del copiloto. Por contra, la forma correcta de llevarlo a cabo, evoca muchas más preguntas. ¿Sabías que podrías recibir una multa aun llevando a tu perro atado con un cinturón homologado a la base del cinturón de seguridad?

Uno de cada cinco españoles tiene perro. Efectivamente, es una tasa muy alta de canes por persona. Este hecho hacen muy frecuentes los desplazamientos con estos animales. Es más, seguramente te habrás encontrado alguna vez a algún perro tomado por algún miembro de la familia (humano, desde luego), asomando la cabeza por la ventanilla de un coche o mirándote fijamente desde la luna trasera. Esta entrada va destinada a aquellas personas que dejan campar a sus anchas a los perros dentro del coche.

Multas de hasta 500 euros

En los casos citados, los agentes pueden imponer multas que oscilan entre los 80 por llevar el animal en el coche a 500€ por cometer alguna irregularidad en el mismo habitáculo en el que viaje la persona que conduzca., que también están estipuladas en la nueva Ley de Tráfico ya en vigor, desde el 21 de marzo, y que se pueden pagar a la Dirección General de Tráfico.

El artículo 18.1 de la Ley de Tráfico establece que una de las obligaciones del conductor es garantizar la libertad de movimientos y la visibilidad necesaria y concentrarse en la conducción en todo momento para garantizar su seguridad, la de los ocupantes del vehículo y la de los usuarios de la vía. Por ello, la DGT establece que los objetos y animales a transportar deben colocarse de forma que no obstaculicen al conductor.

Sistemas de retención para mascotas

Transportín y rejillas

Utilizar estas dos herramientas de manera combinada es la mejor solución de largo. Una rejilla separa la parte delantera y trasera del habitáculo para que el perro no estorbe al conductor.

Transportín

La DGT aconseja colocar el transportín en el suelo de los asientos traseros del vehículo para absorber rápidamente la energía si se sucede un coque y evitar una deformación extrema de la cabina de la mascota.

Arnés

El arnés va anclado al cinturón de seguridad para pasajeros. Los arneses más básicos, que tienen un único enganche, pueden romper las hebillas en caso de impacto, haciendo que el animal choque contra el asiento del conductor o del pasajero delantero, pudiendo dañar su médula espinal. Sin embargo, un arnés de dos enganches interrumpe el desplazamiento a adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.