El futuro del coche eléctrico en España

El futuro del coche eléctrico en España sigue siendo una incógnita para muchos españoles: incluso en 2022, los vehículos de combustión interna seguirán representando cerca del 70% de las ventas de coches.

Pero a pesar del aparentemente lento cambio de mentalidad, los coches eléctricos han supuesto una auténtica revolución en la movilidad urbana. Fáciles de conducir, silenciosos y sostenibles, ya son una realidad en nuestras ciudades.

El futuro es siempre incierto, pero podemos intuir ciertos aspectos. El constante desarrollo tecnológico, la incesante concienciación sobre la contaminación y la necesidad de reducir las emisiones de dióxido de carbono hacen que el desarrollo y la optimización de los vehículos eléctricos tengan un futuro prometedor. Un análisis de las investigaciones realizadas por expertos en la materia, como la revista cochesport.net, muestra que hay ciertos aspectos que auguran un buen futuro a los vehículos eléctricos en España.

El futuro de la movilidad eléctrica española

Creemos que estos puntos son la clave para el desarrollo positivo de esta movilidad.

Precio

Se espera que el precio de los vehículos eléctricos baje considerablemente en los próximos años. De hecho, las últimas previsiones apuntan a que en 2022 el precio de los vehículos eléctricos será comparable al de los de motor de combustión interna. Para ello, es fundamental reducir el coste de las baterías y motivar a las mejores marcas de coches a desarrollar y evolucionar nuevos modelos cada vez más eficientes. Por todo ello, la compra de un coche eléctrico es cada vez más rentable.

Mayor autonomía

El talón de Aquiles de los vehículos eléctricos ha sido siempre su falta de autonomía, pero esto ya está cambiando a un ritmo trepidante. Las baterías son cada vez más eficientes, tanto en lo que respecta a la carga como a la capacidad que proporcionan al vehículo. Los vehículos eléctricos han conseguido ampliar su autonomía en más de un 60% y ya no son una barrera para elegir este tipo de movilidad.

Desarrollo de redes de recarga

Para que la electromovilidad se convierta en la opción más deseable, es crucial el compromiso de todas las partes interesadas, públicas y privadas. El número de vehículos eléctricos en nuestro país alcanzará el millón en 2030, lo que requerirá alrededor de 250.000 puntos de recarga públicos. La Asociación de Fabricantes (ANFAC) afirma que en 2022 deberían instalarse 48.000 puntos de recarga, frente a los 8.545 actuales.

Ciudades sostenibles

Un mayor número de vehículos eléctricos también reducirá los problemas causados por los atascos y las restricciones al uso de vehículos con motor de combustión interna en las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). El resultado es una coexistencia más racional y respetuosa con el medio ambiente entre los coches, los peatones y otros medios de transporte, como el transporte público y las bicicletas.

Menos contaminación ambiental y acústica

Esta es una de las razones más apreciadas por los compradores. Convierte la conducción en una experiencia más agradable, ya que puede escuchar música o mantener una conversación sin que le molesten los sonidos típicos de un motor de combustión interna. Otro gran valor añadido es que contribuyen a un planeta limpio al no emitir nada perjudicial para el medio ambiente ni para las personas. Por eso, los vehículos eléctricos siguen disfrutando de zonas de aparcamiento y acceso exclusivas, así como de incentivos fiscales.

Cuando pensamos en el coche del futuro, no cabe duda de que hay una tendencia a minimizar el proceso de fabricación y la cantidad de dióxido de carbono que emite el coche. Serán más seguros, más autónomos, más eficientes y con un diseño más atractivo. Y en esto, los coches eléctricos son los ganadores. El futuro del coche eléctrico en España parece tener gran recorrido.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.