¿Es preferible el renting a la compra de un coche?

A finales de 2021 el renting supuso un 25% de todas las ventas de coches en España. Es decir, uno de cada cuatro coches que se compran en nuestro país es de renting, y esta cifra no ha dejado de aumentar en los últimos años.

Los expertos citan varias razones para el aumento del renting. La más frecuente es el cambio de mentalidad, especialmente entre los conductores jóvenes. Comprar un coche puede ser una carga para el ciudadano medio en lugar de un deseo a cumplir como podía considerarse hace décadas. Ser propietario de un coche significa no sólo el coste de su compra (un gasto importante en sí mismo), sino también los impuestos, revisiones de ITV, el mantenimiento, las reparaciones, etc. Y también otros gastos, tanto fijos como imprevistos. Si a esto le sumamos que, en multitud de casos el coche queda aparcado durante semanas, estos antecedentes hacen que el renting sea una opción altamente atractiva.

¿Cómo funciona el renting?

El renting permite llevarse el coche a casa sin tener que ser propietario ni hacer un pago inicial. El usuario debe pagar una cuota mensual durante el tiempo de uso del vehículo. Esta cuota incluye el coste del vehículo, el seguro, el mantenimiento y otros desembolsos habituales. El impuesto de circulación no ha de pagarse por separado. En el caso de un alquiler, el mantenimiento del vehículo lo realiza la empresa propietaria del mismo. No es necesario gastar dinero extra para el mantenimiento y las reparaciones periódicas.

Rentingfinders.com, empresa española especializada en renting de vehículos, señala las ventajas del renting que más aprecian los usuarios

Ventajas del renting

1- Ahorro

El renting de coches es una modalidad especialmente flexible, con un sistema de pago por uso en el que se paga sólo por el tiempo que se necesita el coche. Al final del contrato, se puede entregar el coche a la empresa y dejar de pagar. El renting, en cambio, no requiere ningún pago inicial. Esto supone un claro ahorro de costes con respecto a la compra, especialmente para las empresas que necesitan tener una flota de vehículos para satisfacer sus necesidades empresariales.

2- Liquidez

Una ventaja muy importante para las empresas y los autónomos es que el renting les permite destinar liquidez a otros gastos con una tasa de amortización menor que la de un vehículo, lo que conlleva mayores ratios de endeudamiento y rentabilidad de los activos para las empresas y autónomos que lo utilizan.

3- Coste fijo

Los vehículos suelen estar sujetos a gastos inesperados como reparaciones, inspecciones e impuestos. Con el renting, el único coste variable es el del combustible, ya que el resto está incluido en la cuota mensual.

4- Flexibilidad

Los plazos de los contratos son flexibles y los vehículos se pueden devolver cuando ya no se necesitan. Seguro que encontrará un plan de renting que se adapte a sus necesidades individuales.

5- Actualizaciones

Esto te permite disfrutar de un vehículo con las últimas características de conducción y seguridad. Gracias a la flexibilidad que ofrece, en cualquier momento puedes cambiar de coche por uno más moderno con los últimos adelantos tecnológicos.

6- Comodidad

La empresa de renting se encarga del mantenimiento del coche, por lo que no tienes que preocuparte de buscar un centro de servicio para el mantenimiento o las averías. No tienes que preocuparte de buscar y contratar un seguro porque está incluido en la prima. Y como el coche se devuelve automáticamente a la empresa propietaria cuando finaliza el contrato, existe la comodidad añadida de no tener un coche innecesario.

Estas ventajas hacen que el renting flexible sea la opción más viable a corto y medio plazo, y también la preferida por quienes valoran la libertad y la flexibilidad al no estar atados al coche que poseen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.